Volver al Blog

🤬❌ Por esta razón no estás vendiendo suficiente

El ser empresaria es lo primero.

 

Siempre pensamos que el cliente es lo primero y no es así.

 

Si un día tienes un cliente a última hora, atiéndelo, pero no siempre, porque acabarás agotada y dejarás de hacer cosas importantes, como crear estrategias o medir tus avances. Esto hará que nunca consigas ser empresaria.



Dos cosas que nunca debes dejar de hacer es, saber, cuanto tenía que vender hoy y cuanto vendí y saber el ticket medio por cliente.

 

Es muy importante medir el ticket medio porque así nos damos cuenta de que nuestros objetivos son más fáciles todavía de lo que pensamos.

 

El ticket medio es lo que vendo al día dividido entre los clientes que tengo. Es una media.

 

Si sé, que la mayoría de los días vendo 100 € y tengo cuatro clientes al día, sé que la media de las compras de mis clientes son 20 €.

 

De manera que si lo que quiero vender son 120 €, tengo que subir solo 5 € por cliente.

 

Más sencillo pensar en 5, que en 20€.

 

Si partimos nuestros objetivos lo más pequeño posible, vemos muchísimo más fácil llegar a ellos. Una cosa es pensar, que tengo que vender al mes 2.000 € más y otra cosa es pensar en que tengo que vender 5 € más a cada cliente.

 

Otra cosa, es que muchas veces no vendemos, porque, aunque entran clientes, no dirijo esa conversación a una conversación de venta. Así, no voy a tener ventas.

 

La principal razón por la que no vendemos más es porque pensamos que con eso vamos a molestar al cliente.

 

¿Para qué le voy a ofrecer una venta cruzada?, va a pensar que soy una pesada, que estoy encima de el para que me compre más. 

 

Y eso te pasa, porque no estás enfocándote en lo correcto.

 

Si a la hora de crear y ofrecer esa venta cruzada en lo que me enfoco es, ¿cómo puedo ayudar todavía más a mi cliente?, ¿cómo puedo hacer que su experiencia de compra sea todavía mejor?, nunca te vas a sentir mal, porque lo haces para que tu cliente se quede más contento, para ayudarle más.

 

Mira, el otro día tenía que comprar una pizarra y las vi con un montón de precios

completamente diferentes, tamaños diferentes, materiales diferentes. Pero una vez que supe el tamaño y el material que quería, solo tenía que buscar la más barata.

 

Eso es lo que hacen la mayoría de clientes que aún no son del todo fieles.

 

Pero imagínate que te encuentras a uno o dos vendedores que en vez de venderte la pizarra a 80 €, resulta que te venden la pizarra, el borrador, el trípode, los rotuladores, un vídeo de cómo limpiarla para que te quede bien. A mí, no me está sentando mal que me ofrezca todo esto, porque realmente está solucionando mi problema. Y se está diferenciando de la competencia. Aún encima, me lo pone fácil.

 

Olvídate del, no me siento bien vendiendo, porque tienes que pensar que tu foco, tu único foco, es cómo servir mejor a tu cliente a la hora de ofrecer mis productos, a la hora de vender, a la hora de comunicarme.

 

Siempre es: cómo le puedo ayudar más. Porque yo sé como solucionar muchos de sus problemas.


Si quieres aprender a crear ofertas, cruzas, upsell y a diferenciarte de la competencia. Tienes que ver: VENDE MAS