Volver al Blog

📈🤓 Tener una medición en tu negocio es super importante

¿Quieres conseguir tus objetivos de venta?

 

A veces, el problema de no conseguir nuestros objetivos es porque no tenemos claridad.

 

Es muy diferente pensar que tengo que vender 100 euros al día, a tener que vender 120. 

 

El simple hecho de tener un Excel donde sepas lo que tienes que vender, es crucial. 

 

Hay muchas formas de crear este Excel, pero una muy simple es, saber cuáles son mis gastos anules y dividirlo por los días que trabajo al año, con mi sueldo incluido y con eso ya sé lo que tengo que vender.

 

Si tu negocio es muy estacional, tendrás que tener eso en cuenta.

 

Por ejemplo, un centro de estética que el viernes tiene mucho trabajo y a lo mejor el lunes prácticamente no tiene. Al principio, ese Excel será un poco a boleo, pero al cabo de dos semanas, ya sé que el lunes vendo de media un 20% menos y el viernes vendo 30% más.

 

Entonces, a primeros de mes, me pongo en el Excel todo lo que quiero vender para cubrir mis gastos, para pagarme el salario, para tener todo bien, y luego lo imprimo y lo tengo a mano. Así sé, lo que tengo que vender.

 

He comprobado que en la mayoría de mis alumnas, la diferencia de: me va regular con el negocio, a: me va súper bien, es de facturar entre un 20% y 30% más.

 

Si lo llevamos a nuestras ventas diarias, estamos hablando de que si actualmente vendo 100 euros al día, para que me vaya bien, debo vender 120 o 130. Esto significa, que a cada cliente que tenga delante, (suponiendo que tuve 3 o 4) debía haberle vendido algo de 5 € más. Cualquier producto de venta cruzada o hacerle un upsell.

 

Pregúntate, ¿cuántos clientes tuve hoy?, ¿cuánto tenía que haber vendido de más a cada uno para llegar a mis objetivos?, le podía haber vendido una lima, o un esmalte, una crema de manos, a veces son tonterías. Por eso necesitamos claridad.

 

El Excel no hay porque actualizarlo en el ordenador a diario, ¿qué es lo que recomiendo?, que te lo imprimas y lo vas poniendo a mano y luego cada 15 días, mételo en el ordenador permitiendo que así puedas decir, voy flojita porque este día no hice las ventas o fíjate, este no lo hice, pero luego todos los viernes hago un poco de más.

 

Sé que a veces pensarás, que no tienes tiempo para hacer el Excel.

 

Y en parte, es cierto, pero en parte no es cierto, porque todo va a depender de cómo me gestiono.

 

Imagina, que inviertes esos dos minutos en tener ese objetivo diario. Imagina que cumples tus objetivos, que te puedes pagar el salario que te mereces por estar ahí un montón de horas en tu negocio. Imagina que te empieza a ir mejor, que puedes tener un empleado, ¿cuánto más tiempo puedes tener para ti?



¿Qué pasa?, que muchas veces el tema es: como voy justa de ventas, pongo otra cita más y con esa cita más, ya me cargué todo mi horario, porque entonces, ya salgo

cansada, y no me apetece hacer nada más.

 

Bueno, pues quiero que sepas que eso es absolutamente engañoso, porque tú hoy con una cita más has podido facturar 50€.

 

Pero es que el hecho de no haber dado esa cita y decirle a tu cliente: estoy a tope, no puedo.

 

Te va a dar primero a ti una seguridad de ostras, mi tiempo lo manejo yo, no

mi cliente.

 

Y segundo. Sí, ganas 50 € a mayores, pero realmente estás dejando de ser empresario y eso te va a hacer poder ganar 5000€

 

Si un día digo vale, voy a atender este cliente fuera de mi hora, es porque me comprometo a quedarme dos minutos más para cumplir mi excel. Si no, realmente no me estoy haciendo un favor.


Si quieres saber más sobre ventas, no dudes en entrar a mi programa VENDE MÁS.